Paseando sobre un lago helado ❄️🚶‍♂️🚶‍♀️☃️

en

Dar un largo paseo sobre un lago helado es una de las experiencias más impresionantes y sobrecogedoras que puedas sentir en la vida.

Quien bien me conoce, bien sabe que me gusta probar cosas nuevas y sobre todo me gusta disfrutar de las experiencias que se presentan, muchas veces sin esperarlas.  Una de esas experiencias que pude realizar fue dar un largo, pero bien largo paseo sobre un lago completamente helado, o al menos eso pensaba yo, je je

En Suecia hay una gran afición a los juegos de invierno, pero sobre todo a jugar a hokey sobre hielo, donde los niños suelen tener pistas preparadas casi todo el año para practicar.  Pero una cosa que les encanta y que aprovechan cada vez que surge la ocasión es jugar en los lagos helados que muchas veces se presentan de un día para otro después de alguna de las noches con menos diez o quince grados.

Aún recuerdo gratamente aquella vez en enero de 2013 cuando pude pasear durante varios kilómetros sobre el mar Báltico congelado frente a Lomma Skåne y donde todos los vecinos podíamos jugar a hockey o patinar sobre hielo en un día soleado que resultó ser muy corto.

También había visto lagos helados anteriormente, como por ejemplo un día en el que el Lago Åsnen estaba a menos ocho grados.

Svea-y-Pablo---Paseando-sobre-un-lago-helado---En-Lomma

Pero en esta ocasión era distinta, se trataba de un lago en el corazón de Småland cerca de Växjö.  Allí vi a unos niños jugando a hokey sobre hielo y me acerqué a verlos.  Después pensé que un paseo interesante sería hacerlo sobre el mismo lago y aprovechar la ocasión presentada, así que dicho y hecho.

Svea-y-Pablo---Paseando-sobre-un-lago-helado---Vistas-del-lago

 

La verdad es que la experiencia de pasear por un lago helado es realmente enriquecedora…

tanto por la tranquilidad del paseo como por la incertidumbre que tienes en cada paso por el temor que se rompa el hielo bajo tus pies cuando escuchas los sonidos que el agua hace con el hielo, pero en lo que a mi se refiere, lo repetiré más veces.

Svea-y-Pablo---Paseando-sobre-un-lago-helado---La-orilla

Además mientras paseas, en las zonas con hielo menos grueso se puede ver los peces jugando bajo el hielo o las burbujas de agua que se mueven con la corriente que se crea por la diferencia de temperatura entre el fondo y la superficie.

¿Sabías que la temperatura más baja que puede haber en el fondo de un lago helado es de 4 grados centígrados?  Está comprobado que por muy baja que sea la temperatura en la superficie,  no bajará de los cuatro grados centígrados en el fondo.

Svea-y-Pablo---Paseando-sobre-un-lago-helado---El-recorrido

Los lugareños suelen avisar que se puede caminar o jugar sobre el lago helado cuando este tiene unos diez centímetros de espesor, pero siempre llevando unos «picos» que te permitan agarrarte al hielo por si este se rompe, y aunque en esta ocasión yo no lo sabía, ya estoy buscando comprar los «picos» para que mi próximo paseo pueda ser más seguro.

Svea-y-Pablo---Paseando-sobre-un-lago-helado

Por mi parte, ha sido una experiencia muy gratificante, ya que te hace sentir lo frágil que es dar cada paso en este lago helado, pero por otro lado ha sido realmente interesante escuchar y ver la vida que hay debajo del hielo a pesar de las bajas temperaturas.

¿Has hecho tú alguna vez algo así?

Pablo

Un comentario Añadir valoración

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *